miércoles, 11 de marzo de 2009

La denuncia bulle a borbotones

La corrución rebosa hasta tal punto que cada día nos desayunamos con nuevos pozos de mierda.

Pronto nos negaremos a ir a votar y yo me pregunto ¿qué harían los políticos si sólo vota un 25% del censo?

Menudo desprestigio de profesión --> Político de mierda

Ejemplo del día: Así quieren y trabajan algunos por su pueblo

martes, 17 de junio de 2008

Apacentando ciudadanos

Más y más asalariados del poder:

-----------------------------------

El empleo público en las comunidades autónomas crece un 29% en sólo tres años

Por Carlos Sánchez.- El Confidencial Digital

Terremoto en el volumen y la distribución del empleo público. Los datos que ha dado a conocer el Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que el número de asalariados que trabaja para las comunidades autónomas ha crecido en los últimos tres años un 28,8%. Es decir, dos veces y media más de lo que ha aumentado el empleo asalariado en el conjunto de la actividad económica. En concreto, la población por cuenta ajena al servicio de los gobiernos regionales ha pasado de 1.20 millones a 1,55 millones entre el primer trimestre de 2005 y el mismo periodo de este año, lo que significa, según la Encuesta de Población Activa, que más de la mitad de los 2,87 millones de empleados públicos trabaja ya para los comunidades autónomas.

Pincha el vínculo para leer la noticia completa

-----------------------

Por otra parte, los dirigentes políticos siguen aumentando sus sueldos sin mesura, aunque no todos seguimos tragando:

Un particular lleva al Parlamento su malestar por la subida de sueldos

Un ciudadano del municipio grancanario de Telde ha trasladado al Parlamento de Canarias su malestar por la subida de sueldos de los diputados aprobada recientemente por la Cámara. El escrito de este particular fue examinado ayer por la Mesa de la institución, que se reunió en El Hierro.

El reglamento del Parlamento prevé en estos casos el envío de la iniciativa a los grupos parlamentarios. Para que la pregunta siga su tramitación es necesario que un diputado la asuma, algo que, a priori, parece más bien improbable. Si es así podría plantearse en pleno. Si ningún parlamentario se hace cargo de ella en un plazo de quince días, decaerá.

El escrito fue presentado en la Oficina de Atención al Ciudadano que el Gobierno regional tiene en Telde. En él, este residente en la localidad grancanaria pedía explicaciones a la Cámara autonómica sobre el incremento de retribuciones de los diputados, aprobado en la Mesa celebrada el 4 de enero y que afecta tanto al salario como a las dietas que perciben los parlamentarios canarios.

Enlace a esta noticia de El Día de Canarias

Manuel Villena también expone su denuncia y da algunos detalles sobre el regimen laboral privilegiado de nuestros diputados que quizás ustedes ignoren.

jueves, 12 de junio de 2008

Los corporativistas del 3% nos la vuelven a meter

Según informa el diario El País, los diputados de la coalición gobernante en Cataluña se niegan a comparecer y rendir cuantas ante el Parlamento Catalán sobre el escándalo de los informes varios encargados desde organismos oficiales a personas afines con el único fin de blanquear el desvío de dinero público a las arcas de los partidos y a los bolsillos de los amiguetes.

Un escándalo más. Una nueva burla a los ciudadanos de a pie que cada vez lo pasamos peor para llegar a fin de mes.

Entre tanto, los "perdedores" de la votación se quedaran calladitos en vez de acudir a los tribunales de justicia.

martes, 10 de junio de 2008

¿Por qué España es un país sin ciudadanos?

España, masivamente poblada por gente sometida al poder, por víctimas del clientelismo político y por cobardes sin agallas ni amor a la libertad, se está quedando sin ciudadanos. El problema es que sin ciudadanos no puede haber democracia, ni una sociedad vigorosa y pujante.

La sociedad española está hoy políticamente dividida en cuatro bloques, el último de los cuales es el de los auténticos ciudadanos, la única gente verdaderamente libre y responsable del país, consciente de sus derechos y deberes, con capacidad de análisis y de crítica, que desea participar en los procesos de toma de decisiones, un residuo casi insignificante de personas que, marginadas o acosadas por el poder, se refugia en pequeños grupos y se encuentra casi en peligro de extinción.

Los otros tres grandes grupos son: en primer lugar los militantes, simpatizantes y “hooligans” que pertenecen a un partido político; en segundo lugar las huestes del clientelismo, los muchos que sienten miedo a perder sus privilegios y ventajas, gran parte de ellas provenientes de las administraciones públicas; y el tercero, probablemente el más numeroso, agrupa a los que viven indiferentes a la política o frustrados por la desastrosa marcha de lo público.

"Ciudadano" es la persona celosa de su libertad que, consciente de sus deberes y derechos en democracia, ha decidido autogobernarse, sabe que debe controlar a los poderes públicos, porque sin control suelen desbocarse, y que quiere participar en la toma de decisiones, sin delegar jamás en sus representantes políticos lo que no es delegable: su voluntad.

¿Qué ha ocurrido en España para que se perdiera la noción de ciudadanía, bastante desarrollada, al menos entre las élites cultas y vanguardias conscientes en la etapa final del franquismo? ¿Qué error hemos cometido para que los ciudadanos sean hoy en España una especie casi en peligro de extinción?

Participo en un grupo de reflexión política que practica el debate democrático y que analiza la realidad constantemente. Uno de nuestros temas preferidos es el estudio de la ciudadanía. Y hemos llegado a la conclusión unánime de que el culpable de la casi extinción del ciudadano es el partido político y las élites políticas que controlan esos partidos. Los partidos políticos y los políticos profesionales no sólo son incompatibles con la ciudadanía, sino que actúan como adversarios de los ciudadanos, porque el ciudadanos es el único gran obstáculo que se alza entre ellos y el poder absoluto.

La explicación histórica es más que evidente: al morir Franco, los españoles recibimos la democracia con excesiva ilusión y sin cautela alguna. Era tan intensa nuestra sed de democracia que abrimos nuestra sociedad a los partidos políticos y a los políticos profesionales, que ocuparon todos los espacios vacíos, incluso algunos que les estaban vedados. Como consecuencia, la sociedad civil comenzó a morir estrangulada por el excesivo poder de unos partidos para los que, desgraciadamente, no se establecieron controles ni frenos.

España fue imprudente al abrirse sin cautelas a una democracia que, sin control, tiende siempre a convertirse en una dictadura más. Como consecuencia de esa falta de controles, los partidos han incrementado su poder hasta extremos alarmantes y han invadido territorios prohibidos como los poderes Legislativo y Judicial, la sociedad civil, las universidades, las instituciones, los sindicatos y mil espacios más. Pero la mayor víctima de esa orgía de poder ha sido el ciudadano, hoy convertido en un recuerdo o en una especie en extinción

Fuente: Blog Voto en Blanco martes 10 Junio 2008

lunes, 9 de junio de 2008

Corrupción a la Española

La telaraña de contactos de la familia Benjumea
Los dueños de Abengoa han fichado a personas bien relacionadas con el poder para apuntalar su gran negocio industrial
Por C. Caballero, B. Montaño y A. Salvador - El Mundo - 8 de Junio de 2008

Abengoa, un grupo industrial sevillano de capital familiar que factura ya más de 3.200 millones de euros al año, tenía herméticamente cerrado su Consejo de Administración a toda persona ajena a la familia desde los tiempos de su fundador, Javier Benjumea Puigcerver.Sólo cuatro personas componían el máximo órgano de gobierno de la empresa: Javier y Felipe Benjumea (hijos del fundador), y sus primos Joaquín Abaurre y José Luis Aya. Pero hace cinco años, todo cambió de repente.

Una precipitada transformación de los estatutos de la empresa posibilitó que accedieran al Consejo de Abengoa hasta siete personas.Los Benjumea estaban muy preocupados, y necesitaban apoyos externos más allá de sus contactos en la Junta de Andalucía (donde tienen una estrecha relación con el entorno de Manuel Chaves desde hace años).

El problema era la investigación que la Fiscalía Anticorrupción estaba llevando a cabo sobre la compra por parte de Telvent, filial de Abengoa, del 3,7% de Xfera por 25 millones de euros a una sociedad instrumental controlada por ellos mismos. La insistencia del fiscal Anticorrupción y de la CNMV, decididos a llegar hasta el final del asunto, les trastocaba sus planes de sacar a cotizar su filial tecnológica, Telvent, al mercado de valores estadounidense Nasdaq.

Además de defenderse en los tribunales, comenzaron a tejer una tupida red de influencias, incorporando personas bien relacionadas con el poder a su Consejo de Administración, unos fichajes que la empresa no tiene reparo en calificar como «consejeros independientes».Había que dar el salto a los despachos de la capital y mostrar la empresa, sobre todo de cara a los accionistas de EEUU, como una compañía global y abierta.

En 2003, incorporaron al consejo de Abengoa a José Luis Méndez, director general de Caixa Galicia y consejero de Unión Fenosa, con grandes influencias en el lobby energético, y dos hombres del Grupo Prisa para no perder su influencia en los círculos mediáticos: Ignacio Polanco, primogénito del fundador de Prisa, y José Terceiro Lomba, catedrático de Economía y consejero de Prisa.

En 2005, Abengoa volvió a cambiar sus estatutos para dar entrada a más consejeros «independientes». El hombre de Caixa Galicia dejó su puesto y en su lugar entró alguien mucho más conectado con las esferas del poder: Carlos Sebastián, ni más ni menos que el hermano del ex jefe de la Oficina Económica de Moncloa y actual ministro de Industria, Miguel Sebastián. Carlos Sebastián no entró solo; a su lado, en el consejo de Abengoa se sentó Daniel Villalba Vila, su socio en una empresa dedicada a la gestión de cobros que ambos administran desde hace años.

Los Benjumea, con su visión estratégica, le ofrecieron además a Carlos Sebastián un puesto en su joya empresarial emergente, Abengoa Bioenergía. Se trata de una filial creada en 2002 y dedicada al producto más de moda y con mayores subvenciones públicas: los biocombustibles. El hermano del ministro de Industria aún ocupa un puesto en el Consejo de esta filial. No obstante, personas que conocen a los hermanos Sebastián explican que su relación no es estrecha desde hace muchos años.

El área de negocio de los biocombustibles es vital para la compañía, y es donde ahora tienen a su lado, además de a Carlos Sebastián, a otro hombre igualmente ligado al ministro. Se trata del flamante secretario general de Energía, Pedro Marín, que fue el interlocutor de Abengoa en la Oficina Económica de Moncloa, cuyo jefe era el propio Sebastián, para el atractivo negocio de los biocombustibles.

Cuando Miguel Sebastián la dirigía, la Oficina era el punto de encuentro de las empresas para que el Gobierno escuchara sus opiniones, y allí acudieron los Benjumea en 2007 para pedir a Pedro Marín, que se encargaba de los temas energéticos, que influyera desde Moncloa en la redacción de la orden ministerial que preparaba Industria para regular el uso de los biocombustibles en gasóleos y gasolinas.

Abengoa, al igual que otras empresas como Ebro Puleva y Acciona, se defendía del lobby petrolero, y quería imponer cuotas por separado para gasóleos y gasolinas con el objeto de salvar sus inversiones en plantas de biodiésel y bioetanol. El criterio de Industria y de la CNE era favorable a las petroleras, que defendían una solución mixta. Pero al final, Marín se inclinó por la opción verde de Abengoa.

Ahora, Marín sigue con los temas energéticos, pero esta vez en el Ministerio de Industria, al lado de Sebastián, y, pese a que la CNE ya ha emitido su informe en línea con las petroleras, será Marín y su equipo (receptivos en el pasado a los Benjumea) los que redacten la orden ministerial.

En la misma filial bioenergética en la que está Carlos Sebastián, los Benjumea, que no entienden de signo político cuando a sus negocios se refiere, han fichado a un destacado político del PP, Ricardo Martínez Rico, ex secretario de Estado de Presupuesto con Aznar y ex socio de Cristóbal Montoro (actual portavoz popular en el Congreso para asuntos económicos) en una empresa de consultoría.Se trata de contar con todos los apoyos posibles a favor de su «causa verde».

Sin embargo, la red de contactos de los Benjumea no acaba en Abengoa. En su filial tecnológica Telvent también se sientan nombres ilustres, con grandes influencias por si algún día se vieran en aprietos como en el caso Xfera, que finalmente fue archivado el año pasado.

Carlos de Borbón, primo del Rey, suma su asiento en el consejo de la filial de Abengoa a las otras ocho empresas en las que está como consejero (entre ellas, Reyal Urbis, Iberpistas y Viajes Marsans). Junto a él, los Benjumea han fichado a Javier Salas Collantes (consejero de Red Eléctrica Española), y a Cándido Velázquez (ex presidente de Telefónica). Este último, que fue el primer presidente de Tabacalera nombrado por el PSOE, tiene una estrecha relación con Felipe González.

Conexiones en Sevilla

Capítulo aparte merecen las conexiones que los Benjumea tienen en el Ayuntamiento de Sevilla (ciudad en la que aún está la sede de Abengoa) y en la Junta de Andalucía. Tejidas desde hace años por el fundador de la empresa sevillana, la compañía siempre ha encontrado la manera de incorporar a su organigrama a ex directivos del consistorio. Así ocurrió a finales de año cuando Fernando Martínez Salcedo, hasta entonces responsable de la Agrupación de Interés Económico, que aglutina a las empresas municipales de Sevilla, dejó su puesto para hacerse cargo de la secretaría general de Sostenibilidad de Abengoa.

Más llamativa fue la contratación por parte de la filial Telvent de Paula Chaves Iborra, hija menor del presidente del PSOE y de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, como empleada de gestión integral de recursos humanos en julio de 2004.

La polémica estalló en el verano de 2006, cuando trascendió que Paula Chaves era apoderada de dos filiales de Abengoa (Telvent Tráfico e Inabensa) que formaban parte de la UTE a la que se le adjudicó la Ciudad Digital de Almería, un proyecto de más de 27 millones de euros de presupuesto y que un juzgado de lo Contencioso-Administrativo cuestionó al rechazar la urgencia administrativa con que se tramitó.

La última incorporación que llega desde administraciones andaluzas es la de José Domínguez Abascal, un prestigioso ingeniero que era secretario general de Universidades, Investigación y Tecnología de la Junta de Andalucía.

Otra decisión muy controvertida fue la operación urbanística pactada con el Ayuntamiento hispalense -gobernado por el socialista Alfredo Sánchez Monteseirín- por la que la compañía construirá su centro tecnológico en una antigua zona portuaria en expansión, de la que obtuvo una concesión de uso por 35 años.

En 2005, el consistorio cedió a Centro Tecnológico Palmas Altas SA -filial de Abengoa creada ex profeso para la construcción de la nueva sede corporativa- más de 40.000 metros cuadrados de edificabilidad en los terrenos de Palmas Altas, calificados en el vigente Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de Sevilla como usos de actividades productivas y comerciales. A cambio, la multinacional cedía al Ayuntamiento 14.480 de los 54.000 metros cuadrados de aprovechamiento de carácter terciario que el consistorio previamente le había recalificado en sus antiguas instalaciones de Nervión, una zona cotizada de Sevilla.

La operación no puede ser más rentable: la compañía «compró» al consistorio los suelos de su futuro centro tecnológico con las plusvalías que con anterioridad había obtenido merced a una recalificación aprobada por la misma administración pública, lo que le permitirá poner en el mercado inmobiliario unos 40.000 metros cuadrados.

sábado, 7 de junio de 2008

Bonobos

Simplemente impresionante:


Online Videos by Veoh.com

miércoles, 4 de junio de 2008

¿Qué me das si me como el marrón?


Más allá del delito que se le imputa a Rosario Arévalo, ex-consejera de medio ambiente de Castilla-La Mancha cabe preguntarse que es lo que subyace tras los garrafales errores que en ultima instancia causaron la muerte de 11 ciudadanos españoles en el incendio de Guadalajara.

Entre las primeras posiciones del ranking de errores, como de costumbre, aparece el sillonerismo. ¿Cuál era la cualificación profesional de esta sillonaria para gestionar no ya una consejería sino siquiera un negociado de ministerio?

Por una vez, parece que la justicia ha conseguido encontrar la forma de sentar a una sillonaria en el banquillo. Aunque lo más probable es que algún amiguete termine por echarle un cable tal y como parece ser el caso de Dolores Martín Pazo la abogada, presunta asesina de su marido, quien tiene la suerte de ser amiga de la presidenta del tribunal constitucional, Mª Emilia Casas.

Volviendo al caso de la ex-consejera Rosario, recordarán ustedes que, ante la insoportable presión de las evidencias, "se comió el marrón" y para sorpresa de casi todos dimitió de su cargo. Para recordarles el contexto de tal dimisión, aclararé que, si no recuerdo mal, en aquellos días los miembros de los retenes contra incendios de la zona (en su mayoría voluntarios y/o mal pagados) se declaraban en huelga de hambre y la mierda caía a raudales sobre ZP por pasar del tema, continuar sus vacaciones como si nada hubiera pasado y porque cuando finalmente se dignó a aparecer por la zona del siniestro, apenas se atrevió a bajar del helicóptero.

Estas fueron algunas de sus palabras al hilo de la dimisión:

"(...) Las circunstancias me obligan a asumir la responsabilidad política de los acontecimientos. Como sabes, no soy persona que quiera aferrarse a un cargo a toda costa, como he visto que han hecho algunos dirigentes del PP, todos no estamos en política por las mismas motivaciones, porque no todos somos iguales; por ello, yo ahora, después de haber acompañado a las familias de los funcionarios fallecidos y prácticamente controlado el incendio, presento mi dimisión".

Decía que, cuando aún nos frotábamos los ojos ante tan increible comportamiento, tan sólo 40 días después de su dimisión fue diligentemente premiada con un nuevo sillón, un puesto exclusivamente creado para ella, bien remunerado a costa de nuestro riñón: Directora General de Relaciones Institucionales de ENUSA, la Empresa Nacional del Uranio, de capital público, por supuesto.

Pregunta retórica: ¿Dimitirá ahora quien la nombró para dichos cargos?